Tarde de invierno

Ayer, después de un duro día de compras frustradas decidí tomar algo. En la cafetería, al llegar mi turno, tras una corta reflexión sobre su conveniencia, pedí un batido de chocolate caliente. Me preguntaron si lo quería grande. Acepté. Me ofrecieron la posibilidad de "aligerarlo" con nata. Dudé. Acepté. La posibilidad de caramelo. ¿Por qué no? ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies