Vuelvo a la base de maquillaje, perfecta en segundos con Everlasting Cushion de Clarins

¡Y llegaron los días en que ese aspecto radiante comienza a apagarse! No hay un motivo concreto, y sin embargo, ya no brillo como hace unos días. Llegó el momento…, ¡hay que volver a utilizar base de maquillaje! Sé que a muchas os da pereza, probablemente os viene a la cabeza la imagen del invierno, amaneceres nublados y un maquillaje denso o pesado. Si esa es la idea, ¡olvidaos! Simplemente no contempláis el producto adecuado.

 

Aún podemos permitirnos un acercamiento suave,  progresivo  y ligero porque hay mucha luz y no tenemos la necesidad de cubrir mucho la piel. En este proceso he descubierto una de las tres bases, tres texturas que Clarins ha lanzado para otoño, y que me vuelve loca. Se llama Everlasting Cushion, SPF 50 / PA+++, fue probar y no poder estar sin ella, os cuento el porqué …

 

Facilísimo, efectivo y ligero

 

Esta base posee una textura extremadamente etérea que, sin embargo, cambia mi aspecto en un instante cubriendo sutilmente, unificando, corrigiendo  y proporcionando muchísima luminosidad a la piel sin aportar brillos. Su forma de aplicación es delicada, fácil e instantánea mediante una esponjita que gracias a la textura acuosa del producto permite aplicarlo como una leve caricia sin desplazar la piel.

 

Una duración muy larga, no tengo que retocar en todo el día, y un formato muy práctico para llevar en el bolso y estar lista en cualquier lugar y en segundos, lo hace muy práctico. Es perfecta para esta estación por todo lo anterior y porque como todavía hay mucho sol, protege la piel como un tratamiento gracias a su SPF 50/ PA +++
y al complejo anticontaminación que incluye su fórmula.

Me ha sorprendido porque a pesar de su aspecto compacto, es una base de maquillaje tan fluida y ligera, formulada con agua, que resuelta refrescante, muy hidratante y confortable durante muchas horas.  No forma una capa gruesa, ni produce la sensación de pesadez ni marca arrugas de expresión, tampoco produce sensación pegajosa o pringosa, cosa que con otras texturas acuosas suele suceder.

 

Tiene un leve aroma que convierte su aplicación en una experiencia deliciosa. Intuitiva y graduable, la esponja libera la dosis exacta haciendo presión sobre el producto, por lo que no mancha las manos. Mediante suaves toques en el rostro puedo modular el acabado, de más natural a más cubriente. Se presenta en una caja, recargable para poder cambiar el tono o renovar . Yo estoy utilizando el 110 Honey.

 

Everlasting Cushion de Clarins es uno de los mejores descubrimientos de este otoño,  su precio recomendado es estupendo, 36.50 euros, y digo estupendo porque lo estoy amortizando a tope, lo que más me gusta cuando pruebo un producto nuevo.

 

Sitio oficial | Clarins

0
2 Comments
  • Carmen Patier
    octubre 17, 2017

    Fantástico el maquillaje!!!! Mil gracias por el consejo. Todo lo que recomiendas , me funciona 👌👌👌

    • María Luisa Sorando
      octubre 17, 2017

      Qué bien Carmen, como me alegro. A mí me encanta el efecto, y lo rápido que lo aplico. Queda ideal. Un beso

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies