Oxígeno, sentido y sensibilidad: claves de La Crème Orchidée Impériale, 4ª generación

A todas nos llega: un día queremos probar los beneficios una gran crema global, antiedad de alta gama sobre la que tenemos una gran curiosidad en cuanto a resultados. Hace unos días mi cuñada, me pedía consejo para elegir una de esas cremas buenísimas porque consideraba que había llegado la hora de cuidarse en serio, mimarse y pensar más en ella. En esta empresa, lo importante es acertar, que sea adecuada a nuestras necesidades específicas, de textura afín a nuestra piel y apetencia, y por supuesto eficaz.

 

No me cabe duda sobre la efectividad de algunas cremas extraordinarias, lo sé porque tengo la oportunidad de probar y cuando encuentro que su fórmula, imagen y precio está justificado no puedo evitar sentirme muy satisfecha. Por desgracia, no siempre ocurre, y en ocasiones adquirimos algún producto que se queda en un sueño, una ilusión que no cumple nuestras expectativas. Una sensación que cuando he vivido, me ha resultado frustrante.

 

Una de las misiones de este blog es compartir mis buenas experiencias y  facilitar elecciones de cosmética para evitar que esto último ocurra, así que después de utilizar la reformulación de Orchidée Impériale de Guerlain durante un tiempo más que prudencial, puedo hacer un análisis sobre lo qué es, cómo funciona y lo qué representa en el cuidado de mi piel.

 

Tradición y vanguardia

Tras renovar su fórmula por cuarta vez, Guerlain deja patente su intención de integrar las novedades de la evolución científica cosmética en el campo de la longevidad celular. Redescubro esta crema, emblema, en su 4ª generación, ahora bajo el nombre  Orchidée Impériale, La Crème, y una fórmula vanguardista que conserva su esencia, anteriores innovaciones, y se adapta mediante su reformulación a las necesidades que la vida actual impone.

 

Novedades claves en su nueva fórmula son la atención a la respiración y oxigenación de la piel, al factor sensorial mediante unos nuevos gestos de aplicación, y a las emociones mediante la importancia de la “reconexión” que interpreto como un pequeño ejercicio de conciencia o mindfulness, tan necesario hoy en día,  a la hora de cuidar el rostro. Desde el punto de vista más práctico, también destaco un nuevo packaging para limitar su impacto medioambiental. Muchos de los conceptos que se incluyen en estas prioridades me parecen muy interesantes…, os explico lo que la diferencia y os cuento mi experiencia.

 

ORCHIDÉE IMPÉRIALE LA CRÈME

 

Respiración celular

 

Si las tres generaciones anteriores de Orchidée Impériale se basaron en la energía celular, en una buena red de comunicaciones entre las mitocondrias, esta 4ª generación,  aporta un nuevo paso: regular la respiración celular para aumentar la energía vital y mejorar la longevidad de las células.

 

En esta ocasión la novedad proviene de una nueva tecnología construida en torno a la Orquídea Gastrodia elata dotada de un “complejo antiedad” natural que en palabras de la firma permite actuar en la respiración celular. Aquí entran en juego los trabajos de Guerlain realizados sobre la longevidad funcional de las células desde hace 15 años, y su afirmación: una célula que controla bien el uso natural de su oxígeno será más longeva.

 

Se sabe que la hipoxia, un porcentaje de oxígeno muy bajo respecto a las necesidades a la piel que además aumenta con la edad, tiene consecuencias en el envejecimiento. Sus efectos se traducen en la producción de energía, disminución de la regeneración de la epidermis, generación excesiva de radicales libres, y estimulación de las proteasas que degradan las proteínas que forman la matriz extracelular. La hipoxia por tanto es responsable de pérdida de firmeza y contribuye a un entorno proinflamatorio muy perjudicial para la piel.

 

Para luchar contra la hipoxia crónica tenemos un sistema natural de control de oxigeno, llamado HIF-1 Alfa, un “sensor” que evalúa los niveles en la piel y regula la producción de energía suficiente para el buen funcionamiento celular. Guerlain ha desarrollado en exclusiva esta tecnología, construyéndola en torno a la Gastrodia Elata, y adaptándola a la piel para suplir las carencias que el paso del tiempo provoca en nuestro mecanismo interno.

 

Además de este componente clave, la fórmula contiene otros 2 activos fundamentales:

 

  • Extracto natural de capuchina, rico en glucanos con la propiedad de favorecer el aporte de oxígeno a las células para favorecer la firmeza, densidad, luminosidad, arrugas, lineas de expresión homgeneidad y elasticidad, lo que la convierte en un antiedad global.

 

  • Polvo de diamante, que aparece por primera vez en esta cuarta generación, para una luminosidad inmediata.

El modo de aplicación, fundamental

 

La Crème Orchidée Impériale es tan sensorial como sus predecesoras. Su  textura en crema es delicada, de untuosidad media, ni demasiado ligera ni densa, que se extiende muy bien, y cunde mucho. La novedad es que su indicación aporta nuevos gestos de aplicación. Guerlain, por primera vez conecta la eficacia antiedad y la implicación emocional a la que estamos sometidos.

 

En un mundo estresante, reconozco que necesito y valoro hacer una pausa, tomarme un tiempo para mi y recuperar la armonía interior. Orchidée Impériale La Crème atiende esta necesidad ofreciendo una experiencia sensorial mediante un delicioso perfume, un tacto sedoso que me hace parar y atender a mi momento concreto de reposo y belleza. Una crema excepcional que estoy utilizando durante casi un mes, y con la que siento una mejoría notable en cuanto a textura, firmeza y aspecto general.

 

Sophia Kremser, responsable de diseño y formación del Instituto 68 Champs-Élysées, ha sido la encargada de que asociar unos sencillos gestos de belleza, masajes y ejercicios de respiración para aprovechar al máximo los beneficios de esta crema. Un código en la caja, permite conectarse directamente al sitio web Guerlain.com para descubrir este ritual preparar la piel, alisar, energizar y relajar antes, durante y después de la aplicación.  La finalidad de este proceso es desconectar, vivir el momento, mejorar de la autoestima sensación de bienestar , confianza armonía y equilibrio interior, emociones positivas.

 

La Crème Orchidée Impériale adopta un enfoque de lujo sostenible y ha rediseñado el envase, presenta un vidrio más ligero y el estuche se ha ecodiseñado. Un tarro en forma de “guijarro” para el tarro, muy planito, de líneas sencillas, más orgánico, que se adapta perfectamente a la palma de la mano. Un pequeño objeto de lujo tan depurado como para embellecer cualquier rincón. Su precio recomendado, en torno a los 400 euros, detrás, investigación y tecnología vanguardista, un sofisticado mecanismo de actuación, eficacia e ingredientes de la más alta calidad.

 

Sitio oficial| Guerlain

0

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies