Estar radiante: lo que busco en una base de maquillaje

Creo que a la hora de adquirir una base de maquillaje, la mayoría de nosotras,  nos liamos mucho con conceptos como cobertura, textura o tono,  cuando lo que queremos es algo tan sencillo como estar más guapas. ¿Para que engañarnos? Algunas bases, muy pocas, lo consiguen, y otras simplemente unifican con más pena que gloria.

 

Elegir un maquillaje se ha convertido en una pesadilla casi comparable a la de elegir vaqueros,  porque nos guiamos por una lista cada vez más extensa de características, olvidando que la finalidad debe ser un resultado extraordinario, casi mágico. Evidentemente, no me siento bien cuando tengo brillos, pesadez o el producto se extiende mal, y así comienzan los pretextos para añadir requisitos que me despistan del objetivo principal, el de estar más guapa.

 

Después de muchos años, me he dado cuenta de que la mayor parte de las condiciones perfectas para mi piel,  vienen dadas sin buscarlas,  en ese producto que simplemente potencia lo mejor de mi rostro.  La suerte es dar con él, porque encontrarlo resulta todo un hallazgo. Sabéis que soy editora de belleza y pruebo muchísimos productos, por eso quiero compartir mi último descubrimiento en maquillaje. Teint Fluide 511 de Maria Galland es tan ligero y luminoso que ya pertenece a mi rutina.

 

Lo que me gusta

 

Para empezar ofrece 3 únicos tonos, 10 naturel, 20 beige y  30 doré, lo que simplifica muchísimo la elección. Yo he escogido el 20 beige, en un primer momento creí que resultaba demasiado oscuro y me había equivocado, sin embargo pocos segundos después de aplicarlo el resultado es perfecto.

 

Hace falta poquísima cantidad para el rostro completo, se extiende estupendamente, con una sola pasada, sin desplazar ni estirar la piel. Pese a ser ligerísimo, unifica las irregularidades cutáneas a la perfección, manteniendo un aspecto completamente natural.

 

Embellece por si solo al 100% , y tiene larga duración. Su fórmula, perfecta combinación de color y textura,  contiene microesferas de ácido hialurónico para aportar hidratación a lo largo de las horas y difuminar los pequeños defectos. No marca arrugas de expresión, es corrector y tiene un acabado perfecto, ni muy mate ni satinado.

 

Su precio además es estupendo, 31,00 euros, y lo podéis conseguir en los centros de estética que trabajan con la firma, consultando su página web, www.mariagalland.es 

 

0

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies