Perdida entre pensamientos, hojas y color

Creo que fue Gabrielle Chanel quien dijo que una mujer que no utiliza perfume no tiene futuro. No sé si eso es algo exagerado, pero desde luego, lo que no tiene es un futuro optimista.

 

Hace mucho tiempo que no escribo, pero en otoño siempre me pierdo. Mi cuerpo sigue aquí, pero mi mente no. Es algo invariable, me ocurre cada año. Entonces, me aíslo, leo, viajo, veo exposiciones, divago, y la mayor parte del tiempo, me enfado. Lo siento. Es lo que tiene la caída de las hojas, el cambio de horario y asimilar la falta de sol.

 

Asumo como parte del proceso la pérdida de cabeza, objetos y vestuario que he sufrido. Esta mañana, sin ir más lejos, me he lavado el pelo con crema emoliente, la más densa que tengo, y lo peor es que, aunque no salía espuma, no he percibido nada extraño hasta el final de la ducha, cuando he notado el tacto de mi cabello algo baboso.

 

De mi ausencia en Nadie me avisó, he obtenido tiempo para leer un buen libro. Salvar a Mozart, de Raphaël Jerusalmy una historia muy dura y descarnada, que me prepara para mis lecturas de invierno. No sé por qué, pero para esa estación siempre elijo temas que me dejan casi en shock. Será que el cobijo del hogar,  frente al frío exterior, me hace sentir segura con respecto a algunos relatos.

Libro

Salvar a Mozart es una narración cruda con una dosis muy alta de ironía y tanta ternura como para lograr que su final me haya emocionado. Un libro corto que en pocas páginas logra reflejar la realidad de un momento histórico, la sumisión a la enfermedad, la parte más sórdida del aislamiento, la supervivencia y la miseria, pero también la pasión por la música, el amor y el humor. Parece contradictorio, pero esta historia contada en forma de diario, situada en el transcurso del año 1939 a 1940, en Salzburgo, posee todas esas facultades.

Kandinsky

Os recuerdo que ahora mismo en Madrid hay exposiciones impresionantes. Munch en el Thyssen. Max Bill, inyección de vitalidad y optimismo, en uno de mis lugares favoritos de esta ciudad, La Fundación Juan March.  Pierre Bonnard en la Fundación Mapfre, y  retrospeciva de Kandisnky, en el Palacio de Cibeles. Me decepciona un poco la sala que alberga esta última, creo que no permite disfrutar la obra al máximo. Pero es mi punto de vista.

 

 

Max Bill

Max Bill

Os dejo con una de las canciones que más se escucha y que inevitablemente ya asociaremos siempre a este otoño,  Marvin Gaye Charlie Puth y Meghan Trainor 

6
5 Comments
  • Abrilymayo
    noviembre 10, 2015

    I love you, baby

  • Irene Madramany
    febrero 1, 2016

    Te he descubierto en instagram. Me gusta muchísimo tus artículos. Gracias

    • María Luisa Sorando
      febrero 1, 2016

      Muchas gracias Irene. Un beso

  • Mariana Mojer
    octubre 24, 2016

    Buenos días Maria Luisa,
    Solo quería que supieras que me encantan tus artículos, como los redactas, la elección de cada una de las palabras que utilizas, sobretodo cuando expresas un sentimiento y/o estado de ánimo… Perdida entre pensamientos, hojas y color, me ha gustado muchísimo. Los libros que recomiendas… Espero poder conocerte algún día!
    Me encantaría recibir newsletter de tu blog.
    Que tengas un gran día!!

    • María Luisa Sorando
      octubre 24, 2016

      Muchas gracias Mariana, me encantaría escribir más pero con mi trabajo no tengo tiempo. Sé que te puedes dar de alta para que te llegue, pero no me preguntes cómo, porque no sé hacerlo. Está indicado en el blog. Un beso muy fuerte.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies