Cómo comenzar con mal pie la rentrée

Imagino que muchos de vosotros habréis leído mi anterior post sobre yoga. Pues ya no me interesa el yoga, solo me interesa apuntarme a “Pasapalabra”.

 

Bueno, bueno, bueno, estoy convencida de que existe la justicia divina. Cada día tengo nuevas evidencias, hoy una más. Después de fustigar, atemorizar, martirizar y sermonear a familia y amigos durante toda mi vida sobre reglas gramaticales, la conjugación de los verbos, ortografía, imperativos… hoy escribo en un post “a”, preposición, con “h”.

 

Tenía que pasar, no se debe ser prepotente, correctora impenitente, castigadora impasible en cuestión de letras, porque un día vas, y pones “a”, preposición, con “h”, y después lo envías a todos tus contactos, dando a la tecla enter.

 

Más tarde, te preguntas cómo ha podido pasar, cuándo lo escribiste y cómo no lo leíste a tiempo. Eso es la justicia divina. Me dice que se debo ser más tolerante de ahora en adelante.

12
2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies