Buenas intenciones y algún libro

Ahora que estoy sola he descubierto lo que cansa pensar. Ya lo sospechaba, pero no que fuese en una medida tan desmedida. Por circunstancias de diversa índole, llevo 23 días sola, sin Bruno ni los niños, y por fin comienzo a centrarme, a relajar la mente.

 

Ayer tuve la idea de corresponder a esta atención hacia mi persona por parte de Bruno. Así que he decidido proporcionar a todos unos días extraordinarios de vacaciones. A tal finalidad,  me he prometido a mi misma no perder los estribos durante el mes de agosto.  Una expresión que aprendí, con 6 años, en un cuento de Walt Disney, en el que el pato Donald lo repetía una y otra vez, a lo largo del texto, como intención de futuro. Yo entonces, no sabía que eran los estribos y cuando lo pregunté lo entendí todavía menos. ¿Que tenía que ver perder unos estribos con las situaciones que mostraba el pato Donald siempre furioso y gritón? Ahora entiendo la metáfora muy bien.

 

Pato Donald

 

El caso es que, acontezca lo que acontezca, voy a endulzar mi verano con helados, alegrarlo con las fragancias que se recuerdan en invierno, y acompañarlo con los éxitos de la lista inglesa de Spotify. Si, voy a tener buen humor.

 

Aunque es verano y hace mucho calor, no voy a renunciar a mi té de las 5.00, ahora casi frío con azúcar de caña y una onza de chocolate negro.  No me voy a obsesionar con estar flaca,  el paso del  tiempo, ni con que espera un invierno. Tampoco me voy a preguntar por qué no hice deporte este año.

 

Nadar, caminar, practicar padle surf, y bodyboard con los niños, y disfrutar la lectura de Bella del señor, que en este caso, más que lectura se trata de un proyecto, de una asignatura pendiente que tenía muchas ganas de emprender.

 

Escrita por Albert Cohen y considerada una obra maestra de la literatura francesa, suele ser calificada como una historia de amor. Sin embargo esta novela me parece mucho más, una particular filosofía de vida, desgarradora en algunos momentos. Mordaz, divertida, cruel, psicológica, irónica, satírica, costumbrista, sofisticada, inteligente y magistral.

 

Un retrato del amor, su evolución, la ambición, mezquindad, celos, lucha por el ascenso social… Si realmente disponéis de tiempo os la recomiendo como compañera de verano. Única advertencia: puede resultar algo lenta o densa en alguno de sus capítulos, compensado con creces por otros tan brillantes que la convierten en una novela inolvidable.  Así que para disfrutarla hay que darle una oportunidad.

 

Bella del señor

 

Por lo demás, durante estas vacaciones, si todo se da bien,  espero ir al cine, cenar fuera, bailar con mis niños muchos días y alguna noche, y estar en la playa hasta última hora para ver las puestas de sol. 

 

Os dejo con una de esas  canciones con la que estos días son aún más bonitos,  Stole the show de Kigo.

 

 

Más información | Anagrama

8
2 Comments
  • Isabel
    diciembre 19, 2017

    Magnífica recomendación de lectura, Bella del Señor, me la habían recomendado pero ya con tus palabras me tiro a por ella en plancha! muchas gracias María Luisa Sorando.
    Por cierto, no sé si lo he comentado alguna vez pero me encantan tus post, son divertidos, excelentemente escritos y sinceros, todas ellas virtudes que estimo muchísimo. Continúa por favor, no nos dejes sin estos momentos tan gratis a tus seguidoras!

    • María Luisa Sorando
      diciembre 19, 2017

      Gracias Isabel!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies