Mi día detox con Dietox. Os cuento, paso a paso

Aquí está el resumen prometido,  ¿qué se puede sentir en un día Dietox?

 

Son las 6.00h, ya sé que no hay necesidad de levantarse ahora, son los nervios. Me enfrento a  mi reto, un día detox. He elegido Dietox, porque he escrito mucho sobre él, y vuelve locas a mis amigas por resultados.  El día de hoy, porque Bruno no va a estar, y me toca trabajar en casa.

 

Mi pack contiene los licuados Dietox con superalimentos a base de frutas, verduras, proteínas y vegetales  para 1 día de ayuno, cosmética de ducha natural y las pautas para los días pre y post Dietox.

 

Dietox express 1

 

  • 8.30h, abro la botella nº1,  predomina el  apio, muy apetecible por la mañana, rico.  Debo reconocer que se trata de cantidades generosas. He trabajado con el ordenador junto a mi vasito con alegría y desconcierto. Todo lo que me saca de la rutina me descentra. No veo yo que esto del ayuno sea para tanto, todo está calculado porque apetito, cero.

 

  • Dietox Express 212.00h, es un poco tarde, abro la botella nº2, podría decir que ya sentía cierta apetencia, pero nada extraordinario. He quedado con una amiga a la 1.30 h, y después de contarle mi plan se ha tomado delante de mis narices, una ración de patatas fritas y una caña; yo un té verde. La he dejado pagar a la primera insinuación, por la falta de sensibilidad.

 

  • Dietox express 314.00h, cuando iba a “hincar el diente” al preparado nº3, una crema templadita,  me han llamado del cole porque el niño estaba malo. Se ha puesto al teléfono, y me ha dado una explicación interminable sobre una serie de vahídos que le han dado. Antes de recogerlo, por pura necesidad, y sin sentir cargo de conciencia,  he tomado mi cremita del día, he identificado el jengibre, no he podido disfrutarla, he salido pitando hacia el cole.

 

  • Dietox express 44.00h, no veía el momento de comenzar la botella nº4. Esperaba un toque dulce, pero no, predominan los frutos rojos, muy bueno. Lo he dejado a medias para ir al médico con los niños. Durante el trayecto, he advertido como la rutina me comenzaba a incomodar, hasta el hecho de darles la mano. En concreto, he sentido como una agresión, la explicación sobre la historia de la antigua Mesopotamia de mi hijo, no sé si en circunstancias normales me habría ocurrido lo mismo. Pienso que si, Mesopotamia es mucho.

plan_express_dietox

  • 17.00h.  ¡Cuán gratificante me resulta pensar en un bocadillo de jamón serrano! A la vuelta del médico he estado a punto de pasar a Mallorca para tomar un bollo, pastel…, pero he pensado que fastidiar esto con harina refinada sería mi mayor derrota. Después he ido a comprar un poco de jamón de Jabugo, pero en la puerta del establecimiento, he recapacitado, y no he entrado. Ahora estoy escribiendo esto, mientras termino el resto de la botella de las 4.oo. Luego sigo. Voy a la nevera a mirar los que me quedan.

Ya he vuelto. Me quedan 2. Sé que voy a conseguirlo, aunque esta noche hay pasta con brócoli y anchoas para cenar. Sé que puedo hacerlo. Luego continúo.

 

  • 18.00h, me he tumbado junto a mi hija, y solo pienso en salmón ahumado. También en que otras lo consiguen, también en por qué tengo que hacer esto. Me queda una hora para poder tomar la 5ª botellita. ¿De qué será? ¿Calentita?  Miro este escrito, y suspiro. Estoy pensando en ir a la cocina y tomar unos berberechos. Eso es muy light.

 

Dietox express 5

  • 19.16h, nadie dijo que esto fuera fácil, soy humana. He abierto ya la botellita nº 5, la de la cena. Fría. Kiwi y más fruta, muy rica, dulcecita. El niño viene a que le pregunte el Código de Hammurabi para el examen de mañana. Me va a dar algo. “Si un hombre acusa a otro hombre de algo, y no tiene pruebas, será ajusticiado”, resuena en mi cabeza.

Bruno acaba de llegar con una bolsa de la confitería llena de chocolates y bollos. ¿Cómo acabará esto?

20.25h, he mirado el último envase. Es chocolate, pero hasta las 10.ooh no debo.

20.30 h, he probado un poquitín de brócoli, mínimo

 

 

  • Dietox express 610.15h. ¡Qué reconfortante el  nº 6! Chocolate calentito, con frutas. Ni siquiera lo he terminado, porque es muy saciante… ¡Lo he conseguido y no tengo apetito!  Nunca tomé los berberechos.

 

He logrado terminar este día Dietox y me siento satisfecha. Salvo por la pequeña crisis de la tarde, no he sentido apetito, ni debilidad, parece que todo está muy equilibrado y calculado.

 

Existen diferentes fórmulas Dietox, en cuanto a composición y duración, si queréis más información pinchad en su página web. www.dietox.es

 

 

 

13

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies