Making of. El reportaje de Hoy corazón, como sucedió

El reportaje de ayer en Hoy corazón ha quedado muy bien, y por fin puedo liberarme de una presión a la que he estado sometida desde antes de Navidad. Supongo que habrá personas para las que salir en una revista sea motivo de alborozo, para mi supone un peso. Lo visualizo como un obstáculo enorme que  tengo que saltar en la carrera de mi vida. Como una carrera de vallas en la que allí al final hay una altísima, que es el reportaje. Y bastantes obstáculos hay, como para ponérmelos yo.

 

Cuando Raúl Romero me lo propuso en diciembre, respondí con evasivas. Él me conoce y sabía que era un no, pero yo le conozco, y algo me decía que acababa en las hojas de Hoy corazón. Pasó un mes, y a finales de enero, me llamó: “María, por favor, el reportaje”.

 

A partir de ahí un tira y afloja. Yo: “..la casa está sin pintar, y las alfombres sin limpiar”. Raúl: “Da igual”. Bruno: “De las cosas bonitas haces un infierno”. Mi psicóloga: “Me da la sensación de que luchas siempre contra lo que te toca vivir”.

 

Después de no encontrar en nadie un apoyo que avalase mi negativa, dije sí. Un reportaje de decoración es dar a conocer tu intimidad, dónde lees un libro, dónde te sientas o tomas unas almendritas en casa. Pero supongo que también influye el comprometerte para una fecha en la que no sabes si amanecerás con una cara tremenda, un orzuelo, tres granos o anginas. Algo que con 20 años no contemplas.

 

DSC_5772

Tardé unos días en contárselo a Bruno, sabía que entonces comenzaría la peor parte: el pressing. Yo hasta el día D no quiero hablar sobre ello, quiero pensar que no existe el compromiso, y él solo habla de eso. “¿Has quedado ya? ¿Qué día? ¿Qué fotógrafo? ¿Qué maquillador? ¿Qué te vas a poner? ¿Cuándo va a salir?… “. La parte más dura del proceso es aguantar sus preguntas, que solo colaboran a crear tensión extra.

 

La noche anterior dio la casualidad de que Bruno se puso malísimo y me despertó tres veces, una falta de tacto por su parte porque si te pones malo te vas al hospital o a dónde haga falta pero no armas un alboroto buscando pastillas cuando tu mujer tiene que posar para un reportaje a la mañana siguiente.

 

Así que amanecí con un careto de no creer. Cuando abrí la puerta al chico de las flores noté el shock que sufrió al verme. Me disculpé y le dije que yo era la “prota” pero que tenía un poder de recuperación bestial. Me justifiqué para que no pensará que iba a desperdiciar sus flores en un reportaje conmigo.

 

Luego llegó Gaby, el maquillador, también me justifiqué por mi aspecto, pero me contestó que se había enfrentado a cosas peores. Yo sólo me acordaba de Bruno. Cuando llego Raúl a casa y me miró, lo primero que dijo fue: “Anda, si Maria Luisa puede estar fea”.

 

Gaby decidió que mi pelo como mola más es despeinado, incluso con un toque sucio, y me aplicó un spray hasta lograr alcanzar el “efecto deseado”. También decidió que menos es más, hasta el punto de aplicar una leve cantidad de maquillaje clarísimo con los dedos, un iluminador y un mínimo perfilador en los ojos . Mi instinto me empujaba a coger sus brochas y darme vida y color, pero me contuve porque Gaby parecía tener carácter.

 

Después llegó Pablo Zuloaga, un bálsamo en esta historia, un fotógrafo con tan buen gusto y carácter, como para confiar en él a ciegas.

 

Making Off

Foto casera del proceso

El vestuario fue otra odisea, yo soy de las que haría todo con vaquero y una camiseta, que al fin y al cabo es como se está en casa, pero Raúl dijo que eso era una “mamarrachada” y que a la gente le gusta ver más. Me tocó vestirme de cóctel en casa, para simular la preparación de una de mis salidas. Ahí entraron en escena las niñas, bendita ignorancia, cada una se puso a lo que es su verdadera naturaleza, una a leer y la otra maquillarse y rock and roll.

 

Así transcurrió el reportaje, unas cuantas horas, tras las que invariablemente (me ha pasado en otros casos) lo único que quieres es terminar aunque sea con un zapato puesto en la cabeza, ya te da igual todo, sólo quieres acabar.

 

Raúl Romero me ha cuidado mucho, escribiendo un texto precioso, porque en estas cosas siempre se oye que una letra, palabra o expresión fuera de contexto puede adquirir un significado contrarío a lo que pretendes decir, y eso resulta estresante. Cómo dice mi amiga Elena Méndez: “En los reportajes puede pasar de todo”.

 

Y por fin llega el día, cuando ves que todo está correcto, descansas, y sigues corriendo y saltando obstáculos en la carrera de la vida.

 

Os doy las gracias, equipo de Hoy Corazón, por cuidar tanto el reportaje.

16
8 Comments
  • Elva Aparicio Nistal
    marzo 9, 2015

    Excelente reportaje y bellísimas M Luisa y niñas aunque ha faltado una foto de Bruno para darle a la casa ese toque de glamour british q sólo él puede darle. Enhorabuena!!!!

  • Zeda
    marzo 9, 2015

    Eres única, me ha encantado. Las flores,tu casa, pero sobre todo tu! Te quiero amiga

    • María Luisa Sorando
      marzo 10, 2015

      Yo también te quiero, lo sabes. Gracias

  • Ana Martínez Pacheco
    marzo 10, 2015

    María Luisa el reportaje quedó precioso, pero más me gustó este post tan divertido como tú, me haces reir siempre, sige así María. Bella por dentro y encima por fuera. 😉

  • Nuria
    marzo 13, 2015

    Me encantó tu reportaje en “Hoy Corazón” y aquí tienes a una nueva seguidora de tu blog! Me encanta!

    Saludos!
    http://unamariposacontacones.blogspot.com.es/

    • María Luisa Sorando
      marzo 14, 2015

      Muchas gracias!

  • Luis
    marzo 14, 2015

    con blog o sin el, con las paredes sin pintar y las alfombras sucias, sabes que te quiero muchiiiiiisimo … cuantas cosas en tantos años!!! eres muy muy especial en mi vida y lo sabes!!! te quiero muchooooooooo!!!

    • María Luisa Sorando
      marzo 14, 2015

      Sabes que yo a ti también, y a “nuestra manera” nos entendemos muy bien, y sentimos lo mismo por muchas cosas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies